asesoria-txingudi-irun-autonomos-11.jpg

Nuevo sistema de partes médicos

El   nuevo sistema de partes médicos en los procesos de enfermedad laboral entró   ayer en vigor, seis meses después de que el Boletín Oficial del Estado (BOE)   publicara la Orden Ministerial que regula el Real Decreto de gestión y   control de procesos de incapacidad temporal. La aplicación de este Real   Decreto, aprobado el 18/07/14, requería la puesta en práctica de los nuevos   modelos de partes médicos de alta, baja y confirmación.

 Los objetivos son reducir el absentismo en las empresas y   rebajar el gasto en las prestaciones de la Seguridad Social.

La decisión final en la baja laboral por causas comunes, que   es donde esté el mayor problema del gasto, la tiene el médico de la sanidad   pública, pero las Mutuas tendrán un mayor control, pudiendo   requerir al trabajador para que pase el reconocimiento médico, cuantas veces   crean necesario y solicitar a la Seguridad Social que dé de alta al   trabajador si lo estima conveniente.

  El plazo del empleado para entregar a la empresa los partes de   baja y de confirmación médica es de 3 días, en cambio, tiene 24 horas para   presentar a la empresa el parte de alta.

  El médico  tendrá que determinar en el mismo momento de   su expedición la duración estimada del   proceso. Cuando la baja sea inferior a cinco días, el mismo médico podrá   expedir un parte de baja y de alta; Si la baja dura hasta 30 días, el   trabajador entregará a la empresa el primer parte de confirmación en un plazo   de siete días, y el segundo, a partir de las dos semanas; Si dura 60 días de   enfermedad, a partir del segundo parte de confirmación de la baja, el empleado   tendrá un plazo de entrega a la empresa de 28 días. Transcurrido ese tiempo,   el trabajador deberá entregar el segundo parte de baja, y sucesivos, cada 35   días.

 El subsidio de incapacidad temporal, cualquiera   que sea la contingencia de la que derive, causado por un trabajador en situación de jubilación parcial, será   abonado en régimen de pago directo, en   todo caso y por la duración que corresponda, por la entidad gestora o   colaboradora pertinente.